“Un delicioso tesoro en nuestro patrimonio.
Comerlo con los dedos está permitido y es cómo mejor sabe”

Aunque a veces se intenta establecer la imagen del jamón ibérico como un producto solo apto para gourmets y como un articulo de lujo, en realidad esta forma de etiquetarlo puede resultar perjudicial para el consumidor. Ya hemos comentado alguna vez la importancia capital del jamón ibérico de bellota como el tótem de la gastronomía española, pero aún no nos habíamos adentrado en los beneficios que reporta a la salud. Ventajas que van más allá que cualquier tipo de campaña. Beneficios reales para tu salud.

Disminuye la presión arterial, minimiza las posibilidades de sufrir trombos, reduce el colesterol, aporta vitamina E al organismo que actúa como antioxidante y nos llena de momentos de placer. Te parecen pocas las ventajas del jamón ibérico para tu salud?

Las dudas más comunes respecto al jamón ibérico siempre han ido asociadas a su contenido de grasa y su influencia en el peso corporal. Y, aunque el porcentaje de grasa en el jamón ibérico puede alcanzar el 20 %, la mayor parte de estas grasas son insaturadas, lo que quiere decir que benefician al corazón al reducir los lípidos plasmáticos (partículas que transportan el colesterol).